Gales: La fuerza del dragón

Dentro de esta jornada de tres platos tenemos en segundo lugar el debut de Gales y Eslovaquia en la ciudad de Bordeaux. La selección del dragón rojo llega al torneo con un Gareth Bale exultante, tras 58 años vuelve a disputar un torneo de élite cumpliendo el sueño que Ryan Giggs y Gary Speed jamás pudieron lograr.

En la primera mitad todo era estudio y cautela, hasta que en una falta bastante lejana Bale le pegó duro, seco al balón que hizo un movimiento raro que se sumó al paso en falso del portero Kozacik. Esto determinó que el útil ingresa al arco, recién iban 10 minutos y Gareth Bale cumplía las expectativas propias y ajenas. El héroe de una selección marcaba el primer tanto en la competición para la misma, y daba tranquilidad al equipo.

GalesEslovaquia2

En los restantes 35 minutos no hubo mayores incidencias salvo un brutal penal no cobrado a Skrtel, pero el resto fue estudio y paciencia. El desaparecido en esa primera mitad sin duda fue Marek Hamsik que quedó desconectado de su equipo por la excelente tarea de Joe Allen, Aaron Ramsey y David Edwards que se posicionaron bien, y encerraron posicionalmente a la figura eslovaca. Además, Kucka y Weiss estuvieron desaparecidos en acción.

En la segunda mitad se libró una intensa batalla táctica ya que el equipo de Coleman intentó por todos los medios concretar el 2-0 pero fue Eslovaquia quien encontraría en una brillante triangulación en donde Mak llevó el balón hasta el área para cedérselo a Duda –recientemente ingresado- que marcaría con un gran disparo rastrero el empate.

Con el partido en tablas, Coleman mueve la cuenta bancaria y manda a la cancha a Ledley para que se sume al circuito de juego del mediocampo galés, además dio el ingreso a Robson-Kanu, jugador que se presumía titular ya que beneficia el juego de Gareth Bale cayendo a banda y generando espacios para el jugador de Real Madrid.

El mismo Robson-Kanu tras un enorme pase entre líneas de Ledley para Ramsey y éste casi cayéndose logrando una gran asistencia para el 9 que marcaría el 2-1 para el conjunto británico que así se llevaría el encuentro ya que Eslovaquia si bien intentó, estuvo falto de limpieza a la hora de crearle peligro al arco custodiado por Ward.

Gales después de tanto tiempo volvió a una competencia oficial y con victoria. Esos aficionados emocionados en la tribuna no pueden pedir más.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s